viernes, 22 de febrero de 2019

LOS DEMONIOS



Íbamos a misa y sin darnos cuenta cogíamos un resfriado en la yema de los dedos al sumergirlos en la pila del agua bendita. Guardábamos silencio mientras nos servían los sermones recalentados y con la mirada paseábamos de un lado para otro, con los brazos entrecruzados y el exceso de misterio de la Santísima Trinidad terminaba resultando monótono, y como todo con el tiempo te terminas decepcionando.
Parece ser que ahora a los curas les atosiga la conciencia, precisamente ahora que el Papa echa por el retrete el Purgatorio y el Infierno. Ya podemos sentirnos a salvo y sin sobresaltos gracias a esa nueva moral que se avecina y pasaran a ser un recuerdo los aliviaderos de los confesionarios.

jueves, 21 de febrero de 2019

EL DRON



Es imparable el progreso, estos días no dejan de sobrevolarlos los drones que tan pronto fijan el objetivo en un retrete o en el portalón de la parroquia. A veces desde el aire se hace irreconocible el pueblo por la falta de ortopedia y de retoque en esa enigmática mezcla de descuido y abandono, y solo se libran los hortelanos, que con las quemas en sus huertos elevan al cielo bocanadas grises de humo que el viento esparce extendiendo la miopía a los objetivos de estos artilugios voladores. 

miércoles, 20 de febrero de 2019

Los picanzos



Y es en esa luz donde se amontonan los años la que va acurrucando los recuerdos. Es inútil enmascarar la imagen que puedas dejar a tu paso por este mundo y con el aplomo que te van dando los años van cambiando las percepciones, pero mi memoria todavía guarda el tacto de los picanzos después de golpearlos con la maza de encina.

sábado, 26 de enero de 2019

Al rey le regalan una trucha realizada por nuestro querido vecino NOGUEIRA



Toda su creatividad esta impregnada por la musicalidad del río Burbia que le acompaña hasta casi la puerta de su estudio en el Sucubo.
Cada día se abraza con la yema de sus dedos al barro, y va viendo como brotan las figuras entre sus manos y la luz se desparrama entre mil figuras que anidan en su estudio, mientras da los últimos toques a una trucha que termina habitando en el palacio de la Zarzuela.

Nos han visitado